Para las mujeres, tener acceso diario a ropa y accesorios especiales puede resultar fascinante. Esta pasión femenina fue la principal motivación para que Marcela y Patricia decidieran convertirse en “su propio jefe”.

esquina_azul_ropa

La Esquina Azul surgió en 2005 cuando 2 amigas, amantes de la moda, se encontraban tomando un café frente a lo que después sería su empresa, en Polanco. De pronto se preguntaron sobre la posibilidad de emprender juntas y darle forma a un lugar donde las mujeres encontraran piezas únicas y exclusivas a precios accesibles.

Inspiradas en el Príncipe Azul que cada mujer sueña, pensaron en el nombre y el concepto de su negocio: “la tienda de los sueños de todas las mujeres”. Así nació La Esquina Azul, que actualmente cuenta con 6 empleados y que hoy, a 8 años de su fundación, es una empresa estable, reconocida y líder en el mercado fashionista.

Los tips de La Esquina Azul para formar una empresa exitosa

marcela_patricia_esquina_azul

  • Anímate a hacerlo y cree en tus sueños.
  • Haz un plan de negocios real y moderado.
  • Propón algo que te diferencié del resto, esto garantiza la permanencia en el mercado y la lealtad de los clientes.
  • Convierte tu negocio en un hobbie y hazlo con mucho cariño. Recuerda: “El único modo de hacer un gran trabajo es amando lo que haces. Si no lo has encontrado todavía, sigue buscando. No te acomodes. Como con todo lo que es propio del corazón, lo sabrás cuando lo encuentres”.
  • No olvides patentar el nombre y el concepto de tu empresa, así evitarás que lo copien.
  • Competencia existe en todos lados, lo importante es seguir innovando y estar un paso adelante en tendencias.
  • Jamás dejes de dar un excelente servicio al cliente, pues es el motor de cualquier empresa.

Para Marcela y Patricia, tener clientas contentas y un equipo de trabajo que día a día llega con una sonrisa al trabajo las hace pensar que lo están haciendo bien; además, la creación de su propio negocio les da la posibilidad de seguir soñando y de pasar más tiempo con su familia, cuestiones que no cambiarían por nada del mundo.