3 claves para escalar tu producción

Total
3
Shares

Si estás en ese punto en el que tu stock se agota antes del día 30 de cada mes o en el que tienes una lista de más de 10 interesados en comercializar tus productos en otros estados o países, quizá llegó el momento de escalar la producción. Pero, ¿cómo hacer para tomar una decisión tan importante que defina el futuro de tu empresa?

Como explican los expertos, hay muchos factores a tener en cuenta: los más importantes se refieren al cuándo, el cómo y el por qué; es decir, el momento, la estrategia y las causas de escalar. Si estás convencido de la necesidad de expandir la capacidad de tu fábrica, ¡no tomes este artículo a la ligera! Porque los mercados son cambiantes y siempre es mejor prevenir los riesgos. ¿Empezamos?

¿Es el momento?

En general, al tomar una decisión nos enfocamos en las causas o en nuestra capacidad para alcanzar nuevos objetivos. Pero no podemos dejar de lado el análisis de, por ejemplo, el alza en la demanda: si es estacional o si se mantendrá los próximos meses o de qué tan fuerte es la competencia que enfrentaremos.

Lo más recomendable es que, ante una tendencia nueva en el mercado, te des unos meses para que se consolide y tengas más claro el panorama. No te dejes ganar por un optimismo exacerbado, ya que la continuidad de una demanda inesperada nunca está asegurada. Ten en cuenta que si la oportunidad es real seguirá fortaleciéndose con el tiempo.

¿Por qué?

La segunda clave está ligada a las razones reales detrás de la decisión de aumentar la producción de una panadería, una fábrica de autopartes o un taller de artesanías. Algunas de las más comunes son para:

  • satisfacer un crecimiento en la demanda,
  • adaptarse a los cambios en el mercado (por ejemplo, más ventas por Internet),
  • no quedarse atrás de la competencia,
  • cumplir con el plan de crecimiento de la empresa,
  • llegar a nuevos mercados.

¿Cuál debería ser la tuya? Aquella que esté relacionada con la estrategia general del negocio, que potencie su crecimiento y que no ponga en peligro su situación financiera; y que además esté lo más alejada posible del “ego del emprendedor”, quien por no quedarse atrás de sus competidores o por no admitir que momentáneamente puede perder una porción de mercado mientras analiza sus próximos pasos, toma decisiones apresuradas y equivocadas.

¿Cómo lo hago?

Lo siguiente es revisar la infraestructura y los procesos actuales de la empresa, a fin de determinar si, para duplicar o triplicar tu producción, se requerirá más maquinaria, un software que te permita controlar mejor el ciclo de compraventa y automatizar procesos, nuevos turnos, más colaboradores o quizá tercerizar algunas líneas de productos.

Una vez que hayas tomado la decisión de aumentar la producción, sigue estos consejos para preparar al negocio para la nueva etapa:

  • Elige un método de producción. ¿Aumentarás la fabricación de todas las líneas o solo por lotes de un producto? ¿La producción será intermitente y en cantidades no excesivamente altas o continua? ¿Haz analizado las ventajas de la fabricación flexible que trabaja con procesos automáticos que pueden ser reprogramados para fabricar diferentes artículos en pequeños lotes?

Una opción interesante es la de producir a través de terceros, ya que evita los costos iniciales de expansión de la planta; y, por supuesto, sin perder el control de la calidad de los productos. Al final, no hay un método mejor que el otro, todo dependerá de la estrategia que hayas trazado.

  • Automatiza. Una de las grandes ventajas de la tecnología es que permite realizar tareas sin necesidad de supervisión humana, registrar datos y reducir al mínimo el margen de error. Una buena arquitectura tecnológica puede aplicarse a la planta de producción con buenas herramientas de gestión industrial, pero también en otras áreas como Administración, Contabilidad link a Aspel COI o Recursos Humanos link a Aspel NOI, que seguramente tendrá que controlar y gestionar la nómina de un grupo más grande de colaboradores.
  • Controla mejor el stock. Cualquiera que sea el sistema de producción que hayas elegido, es fundamental es tener mayor eficiencia en el manejo del inventario para evitar mermas, “robo hormiga” o un exceso de mercadería (existencias). Con la tecnología coordinarás las ventas de la tienda en línea con el estado del inventario; o bien, mantenerlo al mínimo, según la evolución de la demanda. Por supuesto, en este último punto todo dependerá del tipo de producto y de la expectativa de entrega del cliente, del tiempo de respuesta de los proveedores y de la capacidad de producción de la planta.
  • Convierte a los proveedores en tus aliados. Para aumentar la producción y atender a tiempo la nueva demanda, tendrás que hablar con tus proveedores y renegociar términos de los contratos, como: el precio, los tiempos de entrega y los plazos de pago. En estos momentos en que las tarifas logísticas siguen altas, los expertos recomiendan trabajar con proveedores locales, incluso de tu misma ciudad o colonia, para reducir los costos, los tiempos de entrega y mejorar la capacidad de respuesta ante imprevistos.

Síguenos en Facebook.

Quizá también te interese…

Contenido recomendado:claves

You May Also Like