Las marcas y patentes son uno de los activos más importantes de un negocio y uno de los factores claves para acceder al capital de inversionistas y acelerar el crecimiento. En este sentido, cuidar la proteger la propiedad intelectual se vuelve una actividad imprescindible en el mundo de los negocios.

La innovación es costosa y por lo tanto debe ser protegida. La mayoría de los emprendedores olvidan este dato, con excusas como la falta de dinero o de tiempo para realizar los trámites correspondientes. Con el tiempo, pueden encontrarse con desagradables sorpresas, como que otra empresa registró su logo, o el diseño de su producto más exitoso.

Una buena estrategia de protección de la propiedad intelectual comienza por entender de qué se trata. Y aquí te lo explicamos:

 

 

Si cuentas con un producto o servicio que sea único y de creación original no olvides registrarlo lo más pronto posible.

Para más recomendaciones como éstas, síguenos en Facebook.

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: