Esto es lo que necesitas para mantener tus nuevos hábitos y convertirte en un emprendedor de alto rendimiento

Total
33
Shares

Arrancó la segunda mitad del año y seguramente has estado evaluando cómo vas con tus propósitos; sobre todo con esos nuevos hábitos que te ayudan a alcanzarlos. La realidad es que han sido meses muy movidos para todos, de muchos cambios; por lo que este es el momento ideal para hacer un alto y reforzar nuestras rutinas de productividad.

Como te hemos contado muchas veces en este blog: no se trata solo de tener voluntad o de ser disciplinado por naturaleza; sino de enfocarnos en lo que hacemos cada día, pues es lo que nos permite aprovechar el tiempo al máximo, concentrarnos en lo importante y, de manera casi natural, alcanzar nuestros objetivos.

Si en los últimos meses has abandonado algunos hábitos importantes, como el ejercicio, y estás decidido a mantener una jornada más productiva, estas son las tres cosas que tienes que tener en cuenta. ¡Toma nota!

1. Abrazar la incomodidad

Convertirse en un emprendedor de alto rendimiento no es algo que vas a lograr de un día para otro. Es más, será un proceso constante, porque la perfección no es humana y siempre tendrás que mejorar en algo. Así que lo primero que necesitas entender es que cambiar es difícil, que es incómodo y que cada día te sentirás en algún punto frustrado por algo que no llegaste a hacer.

Para adoptar y mantener un nuevo hábito: lo primero es la acción y no la inspiración; la motivación o las ganas por hacer las cosas. El mejor día para ir al gimnasio o sentarse a escribir es, justamente, aquel en el que nos sentimos más desganados.

La buena noticia es que a medida que practicamos un nuevo hábito sin darle tanta vuelta, éste se vuelve parte de nuestra rutina y nos empezamos a sentir cada vez más cómodos. Mucho más cuando empezamos a darnos cuenta de nuestros avances y empezamos a disfrutar los beneficios de nuestro “nuevo yo”.

2. Enfocarse más en cambiar los patrones de pensamiento que en abandonar los viejos hábitos

¿Te has puesto a pensar por qué nos cuesta tanto dejar de hacer algo que nos hace mal o va en contra de nuestros objetivos, como fumar o quedarnos despiertos hasta la madrugada navegando por las redes sociales? Cuando tratamos de incorporar una rutina más sana es normal que nos sintamos arrastrados por los viejos hábitos…

¿Qué hacer entonces? La solución no está solo en la fuerza de voluntad, sino también en analizar y detectar en qué patrones de pensamiento estamos atrapados. Por ejemplo, si tiendes a abandonar rápidamente las cosas que te hacen bien, puedes tener un problema con tu autoestima o mecanismos ocultos de auto boicoteo con tus proyectos personales o de negocios.

Después, piensa en cómo te sientes cada vez que te pones en acción y en cuál será la recompensa a mediano y largo plazo. Porque solemos enfocarnos solo en la incomodidad del momento, en lo mucho que nos cuesta hacer algo nuevo, incluso en si no deberíamos estar dedicando ese tiempo a otra cosa… y en eso se nos va una cantidad enorme de energía.

3. Tenerse paciencia

En el proceso de adoptar nuevos hábitos podemos pasar por días buenos y otros muy malos; a veces simplemente porque tuvimos una carga extra de trabajo o no nos sentimos bien de salud. Por eso, no caigas en el error de ser muy duro contigo mismo; aunque debas ser exigente. No desperdicies tu energía en pensar que no serás capaz, que eres “flojo” o que te todo te será extremadamente difícil.

Nadie es perfecto, ni siquiera esos influencers con los que te cruzas por las redes sociales y te hacen creer que el éxito puede ser instantáneo. Mantén en la mira tus objetivos de largo plazo, esfuérzate, trátate con amabilidad y festeja cada avance por más pequeño que te parezca. Nadie más que tú mismo puede recorrer tu camino al éxito.

Recuerda que este lunes 18 de julio a las 11:00 AM tendremos un entrenamiento especial con expertos para convertirnos en emprendedores de alto rendimiento y lograr los objetivos 2022. ¡Regístrate gratis!

 

Síguenos en Facebook.

Quizá también te interese…

Contenido relacionado:

Contenido recomendado:

You May Also Like